Los mares del Sur. Actividad 21

Bloque 2. Actividades durante la lectura.

Actividad 21. Rambla arriba, Rambla abajo. (pp. 86-91)

Carvalho, tras una discusión, sale en busca de Yes y recorre el variado paisaje urbano y humano que presentan las conocidas Ramblas de Barcelona a finales de los años 70:

“Bajó los escalones de dos en dos y saltó a las Ramblas con el cuello tieso y los ojos picoteando en las cabezas lejanas en busca de los cabellos mielados de Yes. Creyó verlos cerca de las arcadas de la Plaza Real y corrió hacia allí. No era ella. Tal vez hubiera ido hacia el norte en busca de su ciudad o quizá hacia el sur, hacia el puerto para ensimismarse en las aguas y el trajín de las golondrinas hacia el rompeolas. Carvalho fue hacia el sur a largas zancadas con los brazos subrayando el esfuerzo del cuerpo y los ojos vigilantes, repitiéndose mentalmente que era un imbécil. Se lanzó a la calzada rodeante del monumento a Colón entre miradas aviesas y algún insulto de los automovilistas. La Puerta de la Paz aparecía despoblada por la primavera fría aunque el sol calentaba a algunos ancianos en los bancos, y los fotógrafos ambulantes perseguían con su salmodia a los escasos turistas desganados. Junto a la garita donde vendían los tickets para las golondrinas, yacía una desastrada y sucia muchacha con niño mamante y semidormido. Un cartón a su lado contaba la historia de un marido canceroso y de una situación de extrema necesidad que exigía la limosna del paseante. Pedigüeños, parados, seguidores del Niño Jesús y de la santísima madre que lo parió. La ciudad parecía inundada de fugitivos de todo y de todos. Pasó lenta una barca, abriendo estelas pesadas en las aguas grasientas, Carvalho se quedó embobado contemplando la dignidad de un viejo jubilado con chaqueta demasiado grande, pantalón demasiado pequeño y un sombrero de fieltro tan hondo como el de un policía montado del Canadá. Uno de esos viejos pulcros que avanzan con decisión terrible hacia una sepultura pagada durante cuarenta años, primer domingo de mes a primer domingo de mes”. (pp. 88-89).

Tomando el título de uno de los cómics más conocidos de Carlos Giménez, cuya acción transcurría en las Ramblas de Barcelona a partir de un retrato coral con paseo de ida y vuelta, [1] en este apartado te proponemos hacer un retrato de las Ramblas en la actualidad. Si Barcelona se encuentra demasiado lejos de tu ubicación, siempre puedes valerte de Google Maps para un paseo digital.

Trata de imitar el estilo literario de Montalbán, con metáforas, símiles y otras tantas figuras literarias. La extensión debería estar entre las 200 y 300 palabras.

[1] “Carlos Giménez – Rambla arriba, Rambla abajo.” 2002. 5 Aug. 2015 <http://www.carlosgimenez.com/obra/rambla.htm>

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.