Los mares del Sur. Actividad 48

Bloque 2. Actividades durante la lectura.

Actividad 48. Epílogo. (pp. 219-220)[1]

La venganza, un sentimiento visceral, es el que conduce a los asesinos de Stuart Pedrell a ajustar cuentas con Carvalho.

Ya había encendido el fuego, enfundado los pies en las zapatillas casi transparentes por el uso, trajinado en la cocina en busca del hilo inductor de un guiso que no acababa de configurarse, cuando reparó en que Bleda no había acudido a recibirle. Le calentó un poco de arroz hervido con verduras e hígado, lo volcó todo en el plato del animal y salió al jardín llamándola. No acudió. Primero pensó en la posibilidad de que se hubiera escapado tras los pies de la mujer de la limpieza o en que hubiera saltado el alto muro o quedado encerrada en alguna habitación de la casa. Pero una ansiedad oscura y progresivamente dolorosa le hizo buscarla por los rincones del

jardín hasta encontrarla como un perro de juguete vacío sobre el charco de su propia sangre. Le habían tajado el cuello y le colgaba la cabeza cuando Carvalho la levantó para acercarla a sus ojos. La sangre se había secado sobre el pelo y le daba un aspecto de muñeco de cartón opaco, de muñeco de cartón opaco muerto, con los rasgados ojos semicerrados y el hociquillo arrugado en un gesto de inútil fiereza de animal débil. Tenía la carne de cartón, el ladrido y el lloro para siempre en silencio. La navaja había abierto un tajo profundo y largo, como si tratara de separar la cabeza del cuerpo”. (p. 219)

Tu última tarea durante la lectura será imaginar qué ha ocurrido al día siguiente y construir un diálogo teatral donde Carvalho explica a Biscuter lo que le ha sucedido a la pobre Bleda.

Puedes entrar o no en detalles, valorar la acción, mostrar la tristeza del detective o imaginar, siendo cómo es su carácter, qué palabras habrá utilizado para dar la triste noticia. Entre las 200 y 300 palabras.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.