Los mares del Sur. Actividad 28

Bloque 2. Actividades durante la lectura.

Actividad 28. L’amo de la botiga

Una de las mayores riquezas de la sociedad catalana es el bilingüismo. Tras la recuperación del catalán por parte de las autoridades, éste goza de una salud excelente y el pueblo catalán puede presumir con orgullo de dominar dos lenguas: la suya y el castellano, tercera lengua a nivel mundial. Precisamente, la capacidad bilingüe de los alumnos catalanes, les otorga una serie de ventajas a nivel cognitivo e innumerables facilidades para el aprendizaje de lenguas.

De este bilingüismo da muestras el presente fragmento, cuando Carvalho se presenta en la casa de la botica donde trabajo de contable Stuart Pedrell. Mientras ellos conversan, su mujer habla en su lengua con un familiar.

“-Puse un anuncio en la puerta y se presentó.

-¿Y así, sin más, metió usted en su negocio a un contable?

-Traía una carta. No recuerdo bien de quién. Josefina, ¿t’en recordes de qui era la carta de recomanació del senyor Porqueres?

Se encogió de hombros la mujer sin soltar el teléfono.

-Me parece que era del señor Vila, el contratista o el encargado de obras de todo el barrio.

Asumió el dueño.

-¿Porqueres se marchó sin despedirse? ¿A la francesa?

-Sí.

(…)

-¿Sólo hablaron de ópera?

-De ópera y del negocio. De hecho nos veíamos poco. Yo dirijo el almacén desde abajo y mi esposa es la que lleva la oficina aquí arriba.

-Vindrà també el noviet de la Míriam. Escolta, Inès. ¿No has rebut pas carta de l’oncle de l’Argentina?

-¿Dónde vivía?

-En el barrio. Muy cerca de aquí, pero no sé decírselo con seguridad. ¿Le ha pasado algo?

-Es un pariente y le busco. Ha desaparecido.” (pp. 123-124).

Armado con una grabadora o con tu móvil, tu tarea será reflejar el bilingüismo de la sociedad catalana. Puedes ir a un restaurante, un parque o también en el transporte público. Se trata de atrapar todas las conversaciones que consideres interesantes. Después haz la transcripción. El formato puede ser .wav o .mp3. La extensión máxima será de dos minutos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.