Los mares del Sur. Actividad 15

Bloque 2. Actividades durante la lectura.

Actividad 15. El discreto encanto del Marquesado. (pp. 57-66)

Carvalho conoce al Marqués de Munt, uno de los socios de Stuart Pedrell, junto a Planas. Es un personaje que roza la caricatura y que sin embargo representa muy bien los intereses y el pensamiento de una nobleza que supo aliarse con la burguesía pujante para sobrevivir. El diálogo muestra que un punto de conexión inicial entre los dos es la comida y la bebida. Carvalho, pese a sus orígenes plebeyos (como recalca el marqués), es todo un gourmet. Gran experto en gastronomía y en vinos. Recuérdese la analepsis (o flashback) del capítulo anterior:

“Dos semanas atrás había cogido el coche y se había dejado deslizar hacia las carreteras del sur en busca de un restaurante murciano, El Rincón de Pepe. Dormir por el camino fue un pretexto para comer en Denia un arroz a banda, y nada más llegar a Murcia saltó del asiento del coche al asiento del restaurante para pedir al maître un menú que le dejó perplejo: un plato de embutidos de la región, berenjenas con gambas a la crema, perdices a la tía Josefa, leche frita. Bebió cuatro jarras del Jumilla de la casa, pidió la receta de las berenjenas para darse una vez más cuenta de que si la guerra de los Treinta Años no hubiera sentenciado la hegemonía de Francia en Europa, la cocina francesa a estas horas padecería la hegemonía de las cocinas de España. Su único patriotismo era gastronómico”. (p.59)

Carvalho sustenta la idea de que la gastronomía es una parte ineludible del acervo y patrimonio cultural de los pueblos. De esta manera, frente a la austeridad y sufrimiento dietético de Planas, el detective y el marqués tejen complicidades alrededor de lo culinario:

“-Planas no ha descubierto el placer de comer. Es un placer que hay que descubrir a los treinta años. Es la edad en que el ser humano deja de ser un imbécil y a cambio paga el precio de empezar a envejecer. Esta tarde he decidido merendar morteruelo y beber Chablis. ¿Sabe usted qué es el morteruelo?

-Una especie de paté castellano.

-De Cuenca, para ser más exactos. Un impresionante paté hecho a base de liebre, codillo de cerdo, gallina, hígado de cerdo, nueces, clavo, canela, alcaravea… ¡alcaravea!… ¡qué hermosa palabra para una excelente merienda!” (p. 63).

Como habrás observado, la novela está poblada por descripciones de alimentos, comidas y buenos vinos. Algunos son típicos de la península, otros pertenecen a lugares más lejanos (Carvalho llega a proponer a Biscuter hacer un curso de cocina china). En esta actividad tendrás que consultar a tu entorno para elaborar las recetas de un menú típico catalán.

Puedes asimismo investigar dónde se encuentra y qué se puede encontrar entre la reconocida alta cocina catalana. Puedes investigar las páginas de restaurantes como “El Bulli” o “Can Roca”. Incluyendo las bebidas y los postres, las recetas completas deberían alcanzar las 1.000 palabras.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.